top of page

Engaña a tu cerebro y disfruta del fitness: Transforma tu entrenamiento en un parque temático.

Actualizado: 8 nov 2023


¡Bienvenidos, amantes del 'fierro' y buscadores de diversión! En este blog, vamos a descubrir el arte del autoengaño y cómo puedes convencer a tu cerebro de que el ejercicio es más divertido que un polvo en la playa (spoiler: la arena en tus partes no es divertido). Sabemos que a veces puede resultar difícil encontrar motivación para entrenar, pero ¡no te preocupes! Aquí te presentaremos algunos trucos ingeniosos que harán que cada sesión de ejercicio sea una experiencia emocionante y entretenida. Así que prepárate para disfrutar del viaje y transformar tu rutina de ejercicio en un verdadero parque de diversión.

  1. El poder de la música: Sabemos que la música tiene el poder de influir en nuestras emociones y estado de ánimo. ¡Aprovecha esto a tu favor! Crea una playlist llena de canciones energéticas y motivadoras que te hagan moverte al ritmo de la música. No te confíes del DJ de turno en tu gimnasio, sé tu propio DJ y elige las canciones que te hagan sentir emocionado y con ganas de bailar mientras entrenas.

  2. Juegos de competencia: ¿Quién dice que el ejercicio no puede ser divertido y competitivo? Organiza juegos de competencia con tus amigos o compañeros de entrenamiento. Pueden establecer desafíos, como ver quién realiza más repeticiones de un ejercicio en un tiempo determinado o quién alcanza la meta primero. Además de divertirte, esta competencia amistosa te motivará a superarte a ti mismo y alcanzar nuevos logros.

  3. Variedad de actividades: El aburrimiento es el enemigo número uno del ejercicio. Para evitar caer en la monotonía (y repetir una y otra vez 4 series de 12 repiticiones, 1,2,3,4,3,5,6,7,7, ¿Cuántas llevaba?), prueba diferentes actividades y ejercicios en donde el reto sea diferente. Puedes alternar entre clases de baile, entrenamiento en circuito, yoga, pilates, senderismo, ciclismo o cualquier otra actividad que te resulte interesante. La clave está en mantener la variedad y explorar nuevas opciones para mantener tu mente y cuerpo motivados.

  4. Recompensas y desafíos: Premia tus logros y establece desafíos divertidos para mantenerte motivado. Por ejemplo, puedes establecer un sistema de recompensas, donde cada vez que alcances un objetivo o cumplas con tu rutina de ejercicios, te permitas un pequeño capricho, como disfrutar de tu comida favorita o comprar algo que te haga feliz. Además, puedes retarte a ti mismo con desafíos semanales o mensuales, como correr una distancia determinada o completar un ejercicio que nunca antes habías intentado.

  5. Acompañamiento y diversión social: Entrenar en solitario puede ser desmotivante, pero si lo haces en compañía de amigos o personas que compartan tus mismos intereses, la diversión está garantizada. Organiza sesiones de entrenamiento en grupo, donde todos puedan compartir risas, animarse mutuamente y disfrutar de la camaradería. Además, puedes unirte a clases grupales donde puedas conocer nuevas personas y disfrutar de la energía colectiva.

El ejercicio no tiene por qué ser aburrido y monótono. Con un poco de creatividad y algunos trucos, puedes convertir cada sesión de entrenamiento en una experiencia satisfactoria. Recuerda que mantener la motivación es clave para alcanzar tus objetivos fitness, y qué mejor manera de lograrlo que disfrutando cada paso del camino. ¡Diviértete, muévete y sigue brillando en tu viaje hacia una vida HEALTHY!

19 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page